jueves, 21 de enero de 2010

Campaña “Defendamos Barranquita, defendamos los bosques amazónicos”

para tí mi bloger amig@

Señor Presidente de la República del Perú, Doctor Alan García Pérez
Señor Ministro de Agricultura, Dante De Córdova
Señor Ministro del Ambiente, Dr. Antonio Brack
Señor Presidente de la Corte Suprema de la República, Dr. Javier Villa Stein
Señor Presidente del Congreso de la República, Dr. Luis Alva Castro
A la Opinión Pública en general.


Yo, Jhonerickrm que suscribo la presente carta, me dirijo a Uds., para presentar mi extrema preocupación sobre los incidentes que se están registrando con los pobladores y bosques primarios en el distrito de Barranquita, provincia de Lamas, región San Martin (República del Perú).
La deforestación destruye la biodiversidad, deja desprotegidos nuestros suelos, altera la regulación natural de las cuencas de nuestros ríos y en momentos en que a nivel mundial existe preocupación por frenar la deforestación de bosques por el cambio climático, la empresa Agrícola del Caynarachi S.A. del Grupo Romero está desforestando la Amazonía con un contrato ilegal que además despoja en forma prepotente y violenta a posesionarios de sus tierras. Por toda respuesta ante los argumentos del Gobierno Regional, Poder Judicial, Iglesia, Autoridades Locales y la población afectada, los funcionarios de la empresa se amparan muy confiados diciendo que “son dueños de medio Perú y nadie les quitará esas tierras”.
Mediante Resolución Ministerial Nº 255–2007-AG, el MINAG adjudicó a la empresa Agrícola del Caynarachi S.A. el predio denominado “Palma del Oriente”, una extensión de 3 mil hectáreas de tierra ubicadas dentro de los linderos del Barranquita. Los pobladores exigieron se respete su Plan de Desarrollo Concertado y la Zonificación Ecológica Económica de la región, zonificación que no permite la deforestación de bosques para agricultura intensiva. El entonces Ministro de Agricultura, Juan José Salazar, se comprometió a paralizar el trámite de adjudicación a la empresa en tanto no se titule a los posesionarios asentados en la zona, lo que no se efectuó. El ministro fue retirado del cargo.
En marzo del 2007 por una “orden de Lima”, sin estudios de impacto ambiental, Jorge Vera Acosta ex director de la Dirección Regional de Agricultura de San Martín, firma el contrato de compra venta a S/. 150 nuevos soles la hectárea, cuando un solo árbol puede llegar a valer 10 mil nuevos soles. Con antelación el Ministerio de Agricultura modifica la calificación y redimensionamiento de los bosques de producción permanente para hacer posible la titulación de estas tierras a nombre de la empresa.
En estos años la población ha realizado todas las gestiones legales y acciones civiles para que sus derechos sean respetados, pero ha prevalecido arbitrariamente el poder de la empresa. Por eso, tal como expresaron los representantes de Barranquita en la conferencia realizada el 7 de enero en Tarapoto, ellos han tomado la firme resolución de defender sus legítimos derechos hasta las últimas consecuencias.
La presencia de la empresa Agrícola del Caynarachi S.A. no solo afecta derechos fundamentales de los campesinos de la zona, sino también el derecho al agua para toda la población local y el derecho de la nación a contar con bosques en pie que permitan acceder a los beneficios múltiples que ofrece nuestro patrimonio forestal a la región y a todo el país.
Demando por ello que se anule la Resolución Ministerial que originó todo este conflicto y la suspensión inmediata de labores por parte de la empresa.
a todos mis blogerlectores por favor



soildaridad para con nuestros hermanos de Barranquita. por favor difundir esta carta.

2 comentarios:

Camicamilosa dijo...

Genial causa, qué bueno que te intereses en este tipo de cosas que actualmente no llaman la atención en los jóvenes. Sigue así.

GOODMAM dijo...

de nada amiguita... el luchar por los derechos humanos y por nuestra naturaleza es deber de todos los humanos... espero que algún día construyamos un mundo de justicia dónde se respeten todas las diferencias... gracias por leerme y nos mantedremos en contacto por este medio... no mas juventud distraída en tonterías, no digo que no me gustan las fiestas... pero tambien hay cosas que asumir y por las cuales luchar en nuestra realidad.